Plastilinas

"Por eso, deformar las cosas, las palabras, los rostros, me fascina y lo hago como quien sale a la calle con un revólver: *Entonces mataré a todo el mundo y me iré*"

miércoles, 28 de octubre de 2009


cuando era chica tenía una caja de madera llena de juguetes enorme, necesitaba un escalón para subirme.
un día hice surf con una mesa de los picapiedras en la escalera del patio de casa .
había atado una soga peludita a un almohadón, y esta, la colgué de una rama del árbol de atrás , lastimándolo.
me divertía arrastrarme por debajo del alambrado hasta la casa de al lado, cuando no había nadie, y tirarme del tobogán amarillo.
Nunca creí en Papá Noel, ansiaba poder decírselo a todos...
Con una amiga sacamos un cassete con canciones que hablaban de establos, museos, peluquerías, aceitunas y viajes en grúa... lo llamamos "Cosas que pasan en la vida". Improvisaban las pendejas.
A mi hermana la insultaba diciéndole "pollo al espiedo" .
No comía pizza hasta hace 3 años. Y sólo la probé para quedar bien y gastar poco.
¡Amo la pizza!
Tengo imágenes guardadas en mi memoria que me encantan: una es la de estar sentada en los hombros de algún tío "más cerca de los fuegos artificiales", otra es la de caminar por un pasillo y que de una casa salga un viejo parecido a Einstein, con los pelos alborotadísimos .. y salir corriendo y subirme otra vez al auto, y decirle a mi viejo que el abuelo me había dado miedo.

No podía entender por qué lloraban tanto los chicos en el jardín, y ni hablar en el colegio ..
Estaba algo preocupada porque tenía la idea de que en el jardín habría un chupetómetro, y yo no iba a poder tirar ahí ningún chupete.

Me gustaron pocos chicos .. los apodé Piedra, Mono, Pepi, Cara de ajo ... y Rolinga.

Siempre dejo mal cerrada la heladera, y mal cerrados los cajones.
Mi celular se desarma de sólo mirarlo y mi perra parece eterna .
Amo la matemática y anhelo que mis viejos dejen de fumar .
Me tiraron a la basura mi pullover preferido, quise mudarme a Rosario, quise operarme los pies, tengo ganas de irme de viaje, y cierta risa me volvió loca.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

*