Plastilinas

"Por eso, deformar las cosas, las palabras, los rostros, me fascina y lo hago como quien sale a la calle con un revólver: *Entonces mataré a todo el mundo y me iré*"

sábado, 13 de febrero de 2010

ELLO, yo y superyó

Anoche, casi una epifanía. Es terrible cómo las salidas nocturnas se tornan realmente interesantes. Soy fanática de ellas juntamente por eso.
Conversación en la que escucho cómo me retan, me piden que pare, me dicen que me aleje, me cuidan tiernamente.
Claramente entendí, y asentí... porque reconozco que tenía razón quien me hablaba. Uno no es boludo, puede estar haciendo cualquier mierda con su vida, con sus cosas, pero sabe lo que hace. Al menos en mi caso, soy artífice, y por lo tanto responsable. Si de algo gozo es de libertad de elección, y de capacidad de discernimiento.
Lo loco es que aún teniendo bien en claro qué es lo bueno para mí, qué es lo bueno en sí, qué me está haciendo cada vez peor... no puedo evitar seguir eligiendo eso último.
Y no es una batalla interna. No es que mi moral se disputa el lugar con mis deseos, con mis "ganas". Lo que quiero está en el podio de mis prioridades, y de entrada tiene la guerra ganada. Tal vez, hasta lo que más deseo, lo que más disfruto, no es otra cosa que una pastilla autodestructiva. Pero TAN sumamente agradable.
Qué será eso... ¿hedonismo, o estupidez? o la una incluye a la otra, puede ser.
Me da por el llanto.
Aclaro que encima no hay intención de cambiarlo. Está valuado en moneda de otro planeta.

4 comentarios:

  1. por ahí es ke no leí muy concentrada, pero no entendí nada de lo ke escribiste D:

    ResponderEliminar
  2. ahah sí, ese instinto autodestructivo del que suelo hablar seguido con... conmigo misma jaja
    es terrible (terrible?) no tener ganas de cambiar eso que nos hace mal, y sobre todo que nos gusta.
    Me pasa, me pasa...
    Un besito Jor !

    ResponderEliminar
  3. jajaja

    ese masoquismoq ue nos hace bien, de alguna menra es lo seguro, por eso lo seguimos sosteniendo.
    yo creo eso.
    cuandoc ambiamos esas seguridades de arena, como suelo llamarles, ahí es otra la cosa.
    besos grandes!

    ResponderEliminar
  4. Aclaro que encima no hay intención de cambiarlo. Está valuado en moneda de otro planeta.

    amén. jaja

    ResponderEliminar

*