Plastilinas

"Por eso, deformar las cosas, las palabras, los rostros, me fascina y lo hago como quien sale a la calle con un revólver: *Entonces mataré a todo el mundo y me iré*"

miércoles, 17 de febrero de 2010

Paseo

Buenos días. Eliminar entrada anterior.
¿qué? Ah sí, tengo esto para vos. ¿Qué es? Buenos días. Linga y a echarse a andar. Llave, yo sabía que la tenía escondida en algún bolsillo....
Que las calles me dejen pasar y el viento me respire me despeja la mente, y seca las lágrimas, enciende ideas, apaga cenizas.
Qué bueno está hacer memoria. Hoy me preguntaron ¿Y cómo estás hora, qué pasó todo este tiempo? Totalmente necesario inducirme a la reflexión, para que suelte "hey estoy bien".... en serio.
¿Qué tengo ahora? Tengo la bronca sepultada, la culpa en el velorio, y ya no lloro en la sala. Lo lamento (mentira) pero lo superé. Ahora tengo dolores de cabeza, dolores de alma... pero no me duele el orgullo, y menos que menos, me duele estar sentada en un banco sola, odiando las horas. Ahora las horas son buenas, y el dolor dejó de ser sinónimo de amargura... en todo caso, ahora tengo eso que es pura parte de la vida, como el pinchazo para volver a la realidad. Y tengo una irrealidad dulce, nada de venganza. Las lágrimas, sólo saladas. Tengo ternura ajena, sueños equivocados, asignaturas pendientes, buenas historias, una pila de libros, música que me hace llorar, fotos para borrar, carteles que arrancar... lo que quieras, pero no me malinterpretes, porque vivo y... es eso . Si te parece, me sacás las manos de encima, o seguí aferrándome, en eso sí que no decido yo, o por ahí sí. ¡La mierda!, un pozo...
Bendita seas Bicicleta.


5 comentarios:

  1. Eso es lo que necesito: un pinchazo para volver a la realidad pero de manera sutil, cosa que cuando caiga en mí, en mi circulo y mi vida real no me pese tanto jaja igual hasta un cierto punto está bueno vivir de la imaginación. AH no sé porqué salí con esto pero en fin, también necesito un paseo en bicicleta para limpiar ideas jajaj... Besito!

    ResponderEliminar
  2. No hay dolor que duela más que el dolor del alma.
    Un besote ENORME, Jor. Te quiero! :)

    ResponderEliminar
  3. Leí tu texto y pensé en las palabras de Juan Gelman: "Yo no sabía que no tenerte podía ser dulce como nombrarte para que vengas. Aunque o vengas."

    No me preguntes por qué, jajaja.

    Muchas buanas vibras para este proceso, cariño.

    ResponderEliminar

*