Plastilinas

"Por eso, deformar las cosas, las palabras, los rostros, me fascina y lo hago como quien sale a la calle con un revólver: *Entonces mataré a todo el mundo y me iré*"

jueves, 22 de abril de 2010

¿De dónde salió?



Sí. ¿Y esto? ¿De dónde salió? ...
Parecido a cuando encuentro en una caja una hoja con un párrafo, y lo leo, fuera de contexto... pero aún así significa algo para mí, aunque no sé bien qué. Lo retengo en la mente.. Algún otro día, después, voy a ir en micro, o caminando, o voy a estar buscando algo en la góndola de un supermercado, y me voy a acordar, lo voy a asociar y ahí estaba el sentido.
Ahora no sé cuál es el sentido de esto que encontré dentro de mí misma. Podría describirlo, pero no sabría definirlo, ponerle un nombre. Me dijo alguien que evitara las denominaciones, de todos modos. Dale con la guadaña si llevase nombre de persona.
No, alejándome de lo cursi, más bien, no descrubro cuál es la causa...
Salgo de mi casa, y camino como si me teletransportara, lejos de registrar por dónde estoy caminando. Al rato, sin causa aparente, lloro. No quería llorar, no hubo un detonante, y sin embargo siento eso, que las lágrimas empujan, calientes. O me da frio, y me echo frazadas encima, y nada, sigo teniendo frio. Como si estuviera... quién sabe cómo, quién sabe cuánto. Ida, fuera de mí. O tan adentro mío que estoy como en un bunker extraño e incómodo y el encierro agobia y salir da miedo y qué se yo, qué se cuánto. De golpe me sorprendo a mí misma en trances muy locos. Señorita, qué sola, déjese de joderla tanto.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

*