Plastilinas

"Por eso, deformar las cosas, las palabras, los rostros, me fascina y lo hago como quien sale a la calle con un revólver: *Entonces mataré a todo el mundo y me iré*"

jueves, 29 de abril de 2010

El camino más lindo del mundo

Y esto no es un invento: tengo un plano con el camino más lindo del mundo. Está en papel y el camino existía. Simbólico, más vale, como si fuera a olvidarme de cómo transitarlo o qué hay de pasada. Lo lindo era lo que había de extremo a extremo, la búsqueda, el deseo, la expectativa, las ansias.

Generalmente no dejamos huellas sobre el asfalto. Sino las habría. Muchas huellas nuestras… Cuántas veces habremos cruzado esas calles, caminado por esas veredas… En algún lugar tengo anotado cuántos pasos tuyos hay de tu casa a la mía. Ni una vez alcancé a contar los míos, siempre me distraje con algo antes.

No alcancé a contarlos, pero sí me acuerdo de los viajecitos, cagándome de frío o de calor, corriéndote, escapándome, buscándote a mitad de camino, fumando, llorando, muriéndome de ganas de verte, escuchando música, medio dormida, en pedo, descalza y en pijamas, sin que me esperaras, o esperándome.

Hace un tiempo andaba por ahí, para encontrarte, desviándome a propósito, tocando timbre, llamándote, dejándote libros y papelitos. Alguna vez te encontré. Pero últimamente lo evito, evito hacer el camino. Y es que cruzo la vía y me acuerdo, y como no quiero acordarme, prefiero irme por otros lados…

Hoy no quedó otra, era tarde y agarré derecho. Crucé el paso nivel, y me acordé del plano. Fui caminando y mirando cómo todo seguía ahí, en orden: la verdulería, el gimnasio y los musculosos, el perro maldito, la pescadería…

Después seguía la obra en construcción. Esa casa abandonada, que después tiraron abajo y le colgaron el cartel con el nombre de unos arquitectos, y entonces la cercaron y era puro cemento, arena, piedras y andamio. Así era en nuestro camino. Pero hoy pasé, prestándole atención a cada punto, y vi la esquina, y el edificio nuevo. Te juro que lo demolería a mazazos.

3 comentarios:

  1. Jajajjaa no tal cual! el inconformismo es terrible hoy en día :p
    que loco! yo tambien contaba los pasos que haciamos "a la par" con un viejo (inolvidable) amor, las paradas que soliamos a hacer, aunque nos separaran solo un par de cuadras. que recuerdos!

    ResponderEliminar
  2. "La nostalgia es sentir calor y frío a la vez, es tener la plena certeza de que la felicidad estuvo alguna vez en tus alas."

    Un día dejaste un comentario (solo uno) en mi Blog, en febrero, hoy estuve recordando a algunos amigos que ya no volvi a verlos por mi camino.. entre ellos tu...

    Que curioso :)

    Un abrazo
    Marlene

    ResponderEliminar

*