Plastilinas

"Por eso, deformar las cosas, las palabras, los rostros, me fascina y lo hago como quien sale a la calle con un revólver: *Entonces mataré a todo el mundo y me iré*"

martes, 27 de abril de 2010

Pasa en las mejores familias

Prendo la tele cuando me levanto. En realidad quiero saber qué temperatura hace, y también me entero de mil mierdas que pasan. Sí me importan las cosas, pero no activa mi empatía. Pienso en las injusticias, me pregunto por qué, cuestiono, y me tomo unos mates con tostaditas. Es temprano y soy una descreída de la televisión. No le creo nada. Hago zapping, me divierto con los atropellos de Crónica Tv, no le doy bola.
A otra escala también pasan estas cosas. Pirulita queda embarazada, todas quedan embarazadas, y es nada más que un sticker. A todos le afanan en el barrio, pero si no me aprietan a mí con una faca no es lo mismo. Juan, Pepe, Graciela... todos se quedaron libres en una materia, más de lo mismo. Porque a todos le pasa, y a nadie le pasa. Me da esa sensación. Es como una anestecia: sí, pinchame todo el día con muchas agujas de malas noticias, de peligros y de karmas que está todo joya. Tac, de golpe la piel me late, enrojecida. Entonces se siente la molestia, cuando la aguja es concreta. Duele menos si te tiran de una colita de caballo que si te arrancan un pelito de la ceja.
El faquir ni en pedo se acuesta en la cama de UN clavo.

Me remonta a mi querida toda Mafalda.
Susanita, dale... seguí rascándotela.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

*