Plastilinas

"Por eso, deformar las cosas, las palabras, los rostros, me fascina y lo hago como quien sale a la calle con un revólver: *Entonces mataré a todo el mundo y me iré*"

martes, 27 de julio de 2010

Alerta roja

Una chica se acerca a vos con un trago de colores.
Una chica revuelve la cartera, se caen monedas, suenan las llaves, saca un encendedor, enciende un cigarrillo.
Una chica pestañea por más de un segundo. Está contando hasta diez. En un segundo.
Una chica marca un número en el teléfono de memoria. Después el mismo número en otro teléfono. En otro, en otro, en otro.
Una chica se toma un té para bajar no sabe qué. ¿Vos sabes qué?
Una chica apoya la cabeza en la almohada y te imagina caminando por una cornisa.
Qué peligro, esa chica.
Que se sienta al teclado, escribe cuatro millones de cosas y nunca pone enter, enviar.

2 comentarios:

*