Plastilinas

"Por eso, deformar las cosas, las palabras, los rostros, me fascina y lo hago como quien sale a la calle con un revólver: *Entonces mataré a todo el mundo y me iré*"

domingo, 22 de agosto de 2010

Para llegar al otro lado

El cielo estaba crudo. Yo no diría gris, no me parecía ningún color. Simplemente crudo, colaborando con la dureza de los huesos.
Saqué las manos de los bolsillos. Las miré. Los tendones estirados transparentándose. Volví a guardarlas y con la derecha rocé las llaves. Las llaves heladas. Me dí cuenta de que tenía frío.
En ese momento dije qué hago acá. Por qué en esta plaza. Por qué a esta hora.
Caminé, me paré en el cordón. El semáforo en verde. Algo me empezó a impacientar y dí un paso, bajé a la calle, planeando no se qué trayectoria de circo para poder cruzar al otro lado. Un auto que doblaba, me quedé parada, pasó el auto y otro que venía derecho. Sentí un aire en el tobillo izquierdo. Caliente, caliente, más caliente. Seguía mirando para el otro lado. En cuando pudiera iba a cruzar, si era necesario, iba a correr.
Volví a sentir ese aire extraño en el tobillo y la cola de un auto empujándome contra la cadera. Giré la cabeza. Sí: un auto, mamita. Un auto. Ni siquiera pude pedirle perdón. Hice un ademán que quiso ser una seña de decir vaya uno a saber qué, y caminé como para cruzar. Me zamparon un bocinazo y no crucé nada.
Lo que es estar en cualquiera. Yéndome a no sabía dónde, con un frío imperceptible, casi des-sensibilizada. Hecha una pelotuda.

10 comentarios:

  1. A veces estar en las nubes es todo un peligro

    ResponderEliminar
  2. De vez en cuando es necesario bajar de las nubes ^^

    ResponderEliminar
  3. Yo le tengo terror a cruzar la calle. Y soy distraída. Combinación prefecta.

    ResponderEliminar
  4. El frio te congelo las ideas un ratito :P

    ResponderEliminar
  5. Lo que pasa es que muchas veces uno no se da cuenta cuando anda hecho un pelotudo... el problema son esos aires engañososos que hacen apretar el paso o simplemente congelarnos.
    Un abrazo Jorgelina

    Alejo.

    ResponderEliminar
  6. te tiro un cable a tierra?
    a veces no hay q pensar tanto las cosas y solo actuar..animarse a mas!animarse a sorprenderse uno mismo..

    ResponderEliminar
  7. los estados de pelotudismo son todo un tema...
    besos!

    ResponderEliminar
  8. Ojo al piojo que allá andan como pedo encima!
    Leí el regreso del joven principe lo devoré en un dia y me lloré desde el prólogo hasta el final jajaj enserio lo vistee? que genial! me encanta, quería ir a verlo cuando estuve una vez por allá pero no me dieron las fechas :(

    ResponderEliminar

*