Plastilinas

"Por eso, deformar las cosas, las palabras, los rostros, me fascina y lo hago como quien sale a la calle con un revólver: *Entonces mataré a todo el mundo y me iré*"

jueves, 23 de diciembre de 2010

La caja de cepita y las pelotitas

Te despejará te despejará. Actividad física, salir de noche, birra faso, un hueso, leerte una novelita y empanar las milanesas.
A veces no tengo más ganas de correrme de mi eje.
Qué crónica.
La búsqueda.
Pero si se corta la luz entonces uno busca en serio. Fuera de casa. Adentro no se ve.
Ocho de la noche, el calor del asfalto sube y te ahorca.
Dehg. Una banda de reggae toca algo como un rap a las chicas lindas. Mamá lindos senos lindo pelo largo oh no sé qué.
Para despejarme.
Lo escucho. No puedo evitar mover un poco el culo.
Mil quinientos libros. Los reviso. No miro ninguno. No llevo ninguno porque no sé qué busco y creo que no estoy buscando nada. Cinco pesos en alguna parte de la mochila. Ni que alcanzaran.
Una caja de cepita ahora sale el doble. EL DOBLE. Me indigné pero había salido en busca de una multifrutal y en efecto me tomé una para despuntar el vicio.
La coca light me encanta me encanta pero es la peor y también quiero dejar de fumar y dejar de tomar y dejar todo. Sí, a veces me agarra el asqueo. Y cuando pasen las fiestas más.
Un turrón ni en figuritas.
Qué tal tu dieta navideña.
La mía. Eh bueno yo... para despejarme hice unos señoritos de jengibre (personalizados). Con auténticos botones de gomita.
Un señora robusta en inutilísima hizo una torta sombrero cubierta de chocolate y cuatro kilos de golosinas. Ella dijo cantidad necesaria. Sacó un arsenal de azúcar. Amén, ninfa del mazapán, es re necesario.
Yo lo miré. Paso por paso.
Se me re antoja.
Yo le tengo miedo a los antojos.
El disfrute hasta chuparte los dedos.
Baboso.
Me imagino un reggae para esa doña y la torta sombrero.
Me imagino cualquiera. Para despejarme.
Todo el tiempo estoy en eso.
Me pongo a la tarea de ocupar el tiempo para no matarlo del todo.
Será o no será lo mismo.
De cualquier modo me da una puta pena. Voy pisando en puntitas de pie para no hacer doler no sé qué cosa. Te trato como un faquir. Todas las agujas juntas y resulta que no sentís ninguna. A veces afilo y después me hago un bollo.
El arbolito de navidad tiene pelotitas de navidades pasadas. Y bueno las luces ni prenden. Cada año lo armamos más tarde.
Se pasa como balazo.
Árbol de colores porque no tolero el rojo y dorado. Salí de acá con tu papá noel y con tu pose roja y dorada.
Acá creíamos en reyes porque eran hombres de verdad.
Sin regalos.
Con espíritu y pelotas. De colores. Acá sobran pelotas, mierda, mentira, faltan.
Tanto falta y se hace corto, chiquitito el tiempo, grande mi ansiedad y mi idealismo, romántico, nostálgico, atrincherado en el cuerpo. Respiro duda. Para no sentir soledad. Para no querer sentirla... Hago y deshago, voy y vengo, camino descalza, me ensucio, me baño, escribo cualquiera, imagino cualquiera. Desayuno sin cuchara, hago crucigramas, leo el horóscopo online. Corrijo, tacho, no estoy contenta. Anoto: comprar fosforitos. Sigo corriendo y saco pasajes. Me voy de viaje, para despejarme.

10 comentarios:

  1. esa sensación de desconsuelo y hastío me recuerda a don eduardo:

    para los que se sueñan
    sin ninguna sonrisa
    para los que se van
    dónde están
    temblando las canciones
    que nunca van a cantar.
    para los propietarios
    de botellas vacías
    para los que además
    de aguarrás
    bebieron horizontes de espanto
    y luz de desván.
    por el duque penurias
    y madame de la mugre
    los que siempre estarán
    más acá
    de todo lo que brilla en la ciudad.
    al abuelo de copa
    y al abuelo de bala
    y al hermano cristal
    en que sueño? con un despertar en san jamás.
    al ciclista estrellado
    en el túnel ruinoso
    al que fue pedaleando su fin
    y halló la risa dura del final.
    por los ferrocarriles
    esperando en Sansueña
    detenidos vacíos sin nada y nadie
    que traer
    ni que esperar.
    para ti para nadie
    para ella y alguno
    y por los que no tienen
    canción
    no importa que no escuchen esta voz.

    salú!
    y buena vida...
    f

    ps: te está faltando endorfina, o cualquier sustituto...

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Es la primera vez que te leo y me han impactado tus lineas
    Rebosas intensidad y transmites un monton
    Un saludo y hasta pronto

    ResponderEliminar
  3. Hola al igual que "una resaca cualquiera", tambien es la primera vez qye te leo, pero desde ahora lo hare mas seguido por que de verdad es muy interesante tu blog.

    saludos, nos seguimos.

    ResponderEliminar
  4. Eso se llama: fin de año, me vuelvo loca.-

    Hay que huir, hay que huir de las pelotas navideñas, de los cepitas al doble de precio, de Utilisima Satelital.. hay que respirar, hay que respirar aire, tocar el suelo.. lejos del humo, lejos del asfalto.-

    Me eencaaaata como escribis, mucho muy mucho :)

    Un saludo mujer, feliz navidad para voce!

    ResponderEliminar
  5. NO SÉ, REFLEXIONÉ MUCHAS COSAS♥.
    TE SIGO♥

    ResponderEliminar
  6. me gusto la entrada...es muy personal, todo sacado de muy adentro..asi que solo eso puedo acotar..un beso grande!! y feliznavidad!!!

    ResponderEliminar
  7. Acá nos cansamos del espíritu muerto de navidad, así que decidimos ponerle las pelotas a un árbol con un poco más de vida, y compramos un pino. Que no hay que armarlo, así que ya nadie se va a olvidar de él, y el otro quedará para siempre resentido en el placard. O no.
    Felices fiestas plastilina margarina.

    ResponderEliminar
  8. new direction..... en estado saluble hare un comentario decente. NOw no puedo

    ResponderEliminar
  9. Me gustó eso! El otro día vi a la de patito feo conduciendo en utilisima.. cualquierisimoooooooo jajaj.
    Voy a estudiar diseño multimedial, si no tenes ni idea de que es te explico, no es muy difundida la carrera esa.

    ResponderEliminar

*