Plastilinas

"Por eso, deformar las cosas, las palabras, los rostros, me fascina y lo hago como quien sale a la calle con un revólver: *Entonces mataré a todo el mundo y me iré*"

domingo, 7 de agosto de 2011

(*)

De plástico hasta las paredes. De stickers los cuadros, los recortes de revistas, la cinta scotch sostiene los adornos brillosos fríos. La casa es una caja de cartón, una caja de juguetes. Ponys violetas y rosas y bracitos de barbies y crayones mordidos, también bebés escritos con fibra, escritos en espejo por un niño que escribe amam en vez de mamá, que escribe te ciero en vez de te quiero. A mí me sale te ciero también y hasta dicho al revés y vivo en la caja de juguete con los metales preciosos de fantasía, los collarcitos de perlas a las que se les despega la pintura ámbar y las penas de domingo que no te las cree nadie y ahora ni yo me creo el puchero cuando de golpe alguien te pega una piña de carne y hueso, no una de esas piñas de plástico sino una de esas que te dejan el cachete caliente y latiendo y pasan los días y qué, qué voy a esconder moretones detrás de anteojitos de plástico si siempre odié usar esas cosas en días nublados y ahora quiero verte a través de ningún lente, verte verte tan tan nítido que hasta suprimiría el aire que hace distancia y te lo regalaría todo, que ahora mi aire es tuyo.

1 comentario:

  1. que buena entrada, algo triste y dolorosa a algo lindo y fantasioso... espero que andes bien y un beso


    he vueltoo

    ResponderEliminar

*