Plastilinas

"Por eso, deformar las cosas, las palabras, los rostros, me fascina y lo hago como quien sale a la calle con un revólver: *Entonces mataré a todo el mundo y me iré*"

viernes, 30 de septiembre de 2011

indie cativo

ya sé que con las formas verbales soy desastrosa
pero en cambio
siempre soy
nunca fui
nunca voy a ser

y vos tampoco.

hermosos

ahora él está en una silla de jardín y le baila un pié sin que se dé cuenta y se le consume un cigarrillo caro
gasta en golosinas, fuegos y en orgasmo
se le van los días sin ganar un gramo
pudiste ser plástico, pudiste no ser tan humano
cagaste, sos extraño
hiper sensorial y no engañado
en el piso de casa no hay pasto
plantar en adoquines
enterrar en el fuego
respirar ahorcado
hacer fila en el mambo.


te descongelo

no puedo vivir con la idea de que algo tan rico esté en el freezer.
a dónde irán todos esta mañana

miércoles, 28 de septiembre de 2011

con vos siempre la elipsis más obvia.

lo tuyo no es lo mío es ridículo

me siento cleptómana: entro a tu casa y te robo las pastillas.
tenés millones y variedad

me siento suicida: entro a tu casa.

lunes, 26 de septiembre de 2011

lunes 5 5 5 am

Pasa que se van los días y algunos empiezan yéndose directamente. Hoy sé que es lunes y pienso en el jueves. Entrás al laburo y querés que hayan pasado esas 8 horas, cosas así.
Quiero seguridad. Casi lloro de querer seguridad, a veces tambaleo, dudo del terreno que piso. Me pasa casi a diario, mientras duermo me confundo mucho, por ejemplo. Sueño, sueño mezclado, cosas que quiero, que pienso, que temo, que pasan realmente. Mezclado.
Suena el teléfono y tanteo, atiendo dormida, contesto, corto, no sé. Suena el despertador. Hora de levantarse. Atraso, retraso, especulo.
Siento que estoy remándola, mil veces siento que la remo, así, sobre un río, o sobre un océano. Le tengo especial miedo al océano, a la inmensidad, a estar en el medio de la nada: miedo. Miedo al ahogo.
A veces siento que no puedo respirar. El calor me aturde, el frío también. El clima me maneja. Me predispone a querer compañía o a no querer que nadie me toque. Al silencio o al ruido.
En realidad los ruidos también me manejan muchísimo. Ahora están todos callados. Todos dormidos. Yo también me siento callada adentro mío, no tengo mucha necesidad de apurarme más de lo que me estoy apurando.
Pero hay algo incierto. No sé cómo rinden los tiempos, no sé manejar mi cansancio, mi energía, mi nada. Si existen, ni idea. Tengo ganas de algo extrarutinario.
Aún ya es rutina la escapatoria. Pegarme cualquiera ya es normal y hasta me aburre, no sé. Estoy adolescente y caprichosa. Quiero todos los productos de la juguetería. No quiero ninguno.
Quiero algo.
Yo sé lo que quiero y eso es lo choto. Querer, saber qué quiere uno y no saber cómo hacer. Eso.
Yo sé que quiero algo que es extratodo, extrajorgelina, extramivida. Sé dónde está, y es tan tan tan afuera que lo siento hondo en el pecho.
No me la banco.
Siempre fui mala para las búsquedas. Se me escapan las cosas por debajo de la cama, entre un cajón y el otro hay ropa que siempre busco y que nunca encuentro. Detrás de los muebles.
Me siento como liberando un frasco de bolitas de vidrio en una avenida. Pero me sé de memoria cada bolita, y cada triunfo, cada fracaso, en qué hoyo pude o en dónde la pifié.
Por ahí quiero que se vayan.
Por ahí me siento vengativa y quiero que otro resbale con mis cosas, no sé, si somos más en el piso tengo la ilusión de que estamos más acompañados. Pero a veces en lugares llenos de gente hay abismos terribles. Qué se yo. Y logro sentirme cerca de algunas personas que están re lejos de mis cosas. Desconocidos que no sé cómo traer a casa.
Cuando voy a buscarlos después no sé bien cómo volver.
Un día busqué a alguien y lo encontré, pero llegué tan lejos, tan hasta las últimas consecuencias que me olvidé de mi orígen.
De mi laberinto
él era el centro y yo
me olvidé del hilo

si tiraste la soga
andá a juntarla
es probable que quede algún ahorcado en el camino

pienso en anudar muchas sábanas
para escapar por la ventana
es re ridículo.

cómo me copa
tender lazos ridículos

y entrar y salir
sigilosamente
sin tener la llave
de ninguna puerta

el tema es cuando te quedás afuera.
de noche nos puse bajo la lupa para saber cómo nos estaba yendo
me entretuve tanto que se hizo de día
y nos prendí fuego,
fue el sol
fue el sol.

sábado, 24 de septiembre de 2011

¿te gusta turf?



o el tema.

o algo.

¿te gusta algo?
porque me re interesa.

hoy salgo
soy una chanta

you look great

Estaba acostada boca arriba mirando al techo y vi esa luz que nunca arreglé. Hace años que uso el velador. Corté la cinta de la persiana así que siempre está arriba, atada con un nudo. Como si hubiera atado con un nudo mi contacto con la calle, con el barrio. Entra la luz. Algunas noches pienso que la luz redonda, amarillenta, que entra hasta mi cama, es de la luna. Me engaño, me la creo en serio, ni me percato y entonces es lindo. Después veo los bichos, veo el farol. Si me levanto a fumarme un cigarrillo todavía tengo la delicadeza de abrir las ventanas. Pero no me doy cuenta. Es algo automático. Como fingir que todavía no aprendí nada, o que no me doy cueenta de que algo anda mal.
Bueno. Y estaba mirando fijo el techo, la boya de vidrio traslúcido. Podría ser una cara, pensaba. Abrí bien los ojos hasta que se me inundaron de ambiente y empezaron a picar. Si no cerrás los ojos en ese momento empezás a ver mal. Manchas, gusanos en el aire, cosas que se acercan y se alejan rápido. Traté de pensar en las caras. Si levanto las manos se va el efecto, si trato de tocar eso que flota me doy cuenta de que no hay nada y paso a otra cosa así que no lo hice, me mantuve dura, con los brazos debajo de la cola y la cabeza fija y me dí cuenta de que no sé en qué posición ponerme ni cuánto abrir los ojos ni qué micro tomar ni a qué número llamar: hay caras que no me acuerdo, hay momentos en qué no sé dónde estar, hay cosas que nunca arreglo, hay luces siempre apagadas y ventanas siempre abiertas.



viernes, 23 de septiembre de 2011

pienso
en triángulos
vos él yo, mamá
papá hijita, ☻ ♥ ☺
el álbum de pink floyd, una
pollera, un pedazo de pizza un
árbol de navidad, el amor, la punta
de una estrella, las pirámides de egipto
la espina en el dedo que pinchó al tercero
siempre en discordia: por qué no es el primero
el que vaya a juicio. Triángulo, 1 pelotudo equivocado
que anda especulando y no sabe si le cabe el pan o la torta.
no quiero ni saber cómo son los platos que guardás en la alacena ni cómo ponés la mesa ni si seguís encendiendo una vela de apagón para comerte un paty con tu noviecita ni quiero saber cómo estás ni si tus amigos son mis amigos o si mis amigas son tus amigas o tus colegas o si en un rato te vas a bañar o si te vas de joda o si estudiás mucho o si trabajás o si aprendiste a odiar o seguís siendo tan nada que terminás siendo todo, hasta lo que más odio hasta lo que la pudre hasta lo que es horrible y vas a hacer que llueva todo el verano ojalá fueras político aunque no me interesa pero bueno vale vale exiliate ya que estamos diciendo bue, diciendo nada, me encanta rebotar la pelotita que saca los nervios contra la pared aunque en realidad no rebota sino que se va arruinando y no va a servirme más: te la regalo.
la gente se fue

la gente se va

no sé qué es más doloroso.



más esa gente que siempre se está yendo
o gente que siempre ando siguiendo
escondida atrás del horizonte
me da que un día de estos me quemo
aprendo que no hay límite
y me caigo igual del mundo
o descubro que el sol no era tan bueno.

jueves, 22 de septiembre de 2011

te adoro porque siempre te imagino tomando trenes o poniendo la pava recién levantado.

una mersada carioca para vos mi amor.

¡máquinas!
¿qué apuntan toda la clase los que nunca escuchan nada?

¡rayos!
de la bicis que los automovilistas hacen como que no ven o que ven tanto que no manejan.

¡vos!
vos sos una máquina de rayos xxx
me ves los huesos
y me llevás por delante
a morder la banquina
me dejás a pata.
Pum. Un loco está en mi mente, un loco aparte de mi mente está y está todo el día. Bien loco con la mirada cavada como la tierra, adentro círculos verdes, espirales rojos en sus ojos
cava
Cava en mi cerebro, vacía el cráneo y me hace algo ridículo alrededor del cuello
es un enrosque
teje la más linda de las bufandas y me abriga del frío de siempre, que siempre siento
siempre estoy fría menos con él pero
me enrosca
en la garganta me acumula una serie de versos, cúmulo de puteadas, ya ni la glotis para, ya ni lomas de burro sobre el teclado: nada

prima veritas.

ayer fue un día hermoso, así, para tomarse un heladito y ser un led zeppelin. Cerca de las 11 de la noche me fui de la plaza a tomar el micro a calle siete. No hacía ni frío ni calor, ni nada, estaba todo perfecto
y cuando me senté en la parada, ahí, enfrente de la facultad pensé: en 12 horas, más o menos, voy a estar otra vez acá
pero, mentira, ahí no vuelvo nunca más
era otra pepa..
hoy estaba lleno de manifestantes
uno me dijo eu piba se te rompió la media

esas cosas
duré lo que nada en clase y cuando salí
no había nada!!!!!!!! nadie!!!!!! voló todo al carajo y quedaban algunas brasas encendidas en el cordón de la vereda y
mucho humo negro y
dos señoras que hablaban de que esto es un desastre
ahí, en la parada
yo, menos mal que sé cómo era ayer
ayer de ayer porque ellas debían pensar en ese ayer que siempre fue mejor
yo no tengo tanta memoria
ayer que ayer fue mejor y ya
hoy que mañana es ayer
a veces me alegra que pase el tiempo.

a veces.
* dejar de pensar en primaveras pasadas.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

haciendo equilibrio en la escollera un amigo me dijo
Jor, no nos tiremos al río
porque acá sólo nos escucha la luna
y ni nos conoce, más que de vernos
hacer cualquiera.
la historia de un hombre en globo aerostático
que subió al cielo a reclamar sus alas
y liberando peso tiró los pies
al atlántico sur.

martes, 20 de septiembre de 2011

rub

donde nacen tus uñas, escarbo
sentada en un sillón que me queda enorme
espío el sabor de los caramelos
levanto un poquito el papel
falseé la caramelera
traiciono manos contentas
de golozos al azar, en casa y
escarbo
buscando un sabor amarillo
ácido cubierto de azúcar
blanquea pegajoso por la primavera y
todas las estaciones que nos pasaron, a vos:
desde donde salís: tu calor, tu color
tus uñas tu pelo
yo tironeo, te ataco apenas
sin dolerte, pienso
mientras ya no busco
ya me conformo con un sabor rojo
sangre frutada
habrá tantos en el bosque

al sur
al sur
como por la ruta
que une otras rutas
yo espero subir por donde no sientas: tus uñas
apenas acariciar pelo rubio despeinado y ver
si agarro tu mano
si agarro tu mente y espío
falseo
a través de tu ropa
si encuentro otra roja
poco me importan la mesa ratona
el sillón nuevo
los invitados.

lunes, 19 de septiembre de 2011

tengo la maldita costumbre de informarme.

instinto materno.

sos una curita pegoteada sacada de a poco.
pelo

pelo

pelo

pel
oh

y vos te ibas haciendo hombre amordazado con cinta
te liberás
volás
te arrancaste los bigotes
quedás lampiño
piel de bebé.
ay! arte que miente
pero qué te pensás?
persuación?
Austen
Mamá Luchetti?
andate a la puta que te parió.
ya no hay dolor
no puedo evitar googlear
qué pasa
qué pasa con la gente que se va transformando
qué pasa que se ponen tristes
se ponen flacos
se ponen
puestos

y nadie los sube
siquiera a un respuestas de yahoo
internados en la internet
quiero acordármelos a todos

porque todo es nada
y reset viene
rebien

me acuerdo de alguien que es uno
solito
en la línea de tiempo un punto
si baila conmigo me basta y ya ni me dan las manos
para meter los dedos en el enchufe.

domingo, 18 de septiembre de 2011

voy a hacer una prueba
voy a tirar todo
todo al carajo
estoy hasta la médula de desorden y tengo la casa sola
pero estás lejos así que
bueno
voy a pensar que llegás en un rato
y voy a ordenar
todo
limpiar
como energúmena
así
decirle a la gente en la calle
agarrá mis cosas
llevátelas para siempre
tomá
las bolsas que yo vacié por toda la casa
que yo respiré todo este tiempo, tomá
tomate lo que a mí me cae mal y
va a ser una noche minimalista
vacía
anclada en otra semana más
en otra
de
otra

a veces soy otra
hago pruebas
por ejemplo ordenar
ahora voy a ordenar y después te cuento
si vinieras
encontrarías todo precioso
yo no
yo no me arreglo
por eso me gustás tanto
porque ni tengo tiempo para pensarme.

sábado, 17 de septiembre de 2011

iluXión

vos te llenás la boca hablando y así se te va el hambre
pero .. para mí que...
¡qué hambre que tenés!

onomatopeya del golpe

me pruebo un montón de ropa y digo qué onda
le pido aritos prestados a una tía abuela que me responde:
no uso aritos porque me falta una oreja.

stop being dandy


Yo estaba medio bailando medio ahí en el medio medio y vos no sé ni de dónde saliste. La verdad es que no sé, porque nunca te había mirado aunque hace años te viera y yo qué sé qué, algo en tu cara
algo en tus manos...
y en tu voz todo es mentira al día siguiente, pero mientras tanto sos re creíble
creativo
////our father who art in heaven / et ne nos indúcas in tentationem!!!!!! /
como si crearas aureolas de humo, allá están, las veo, suben, se extinguen
las miro y me tocan la punta de la nariz
sos como el señor don oruga, me preguntás quién soy yo y me decís que coma el otro lado del hongo, no me decido y pruebo de todos: me agrando me achico me aniño me paso me pongo tan seria que doy de monja más rápido de lo que decis N E N A.
podés, si querés, separarme en sílabas, deletrearme, inventarme un nombre nuevo,
canjear mi identidad : ya me trocaste
seguro que sos tan conciente de tus movimientos que hasta los separás en 8 tiempos, b o l a z o, 7 notas musicales, cualquier acorde cuadra con tu verso y das para el baile encerrado hasta que sea otra vez de noche y ya no quepa dormirte
fuiste lindo, alteraste la inercia y destruiste uno de los mundos secretos a la velocidad de los dioses.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

A veces tengo unos días de mierda. De mierda en serio en que no me decido, no sé si llorar o irme a dormir o mandar a la mierda a todo el mundo o irme al carajo yo o qué hacer. Y siempre es por causas ridículas. Cosas intangibles. En general una noticia imbécil, lejana, puede transportarme, llevarme cerca, cerquísima de algo que no quiero ver.
Ayer una amiga me contó algo que me transportó cerca de la distancia. Que me hizo dar cuenta de lo lejos, lejos y más lejos que estoy de tantas cosas que quise. Lo lejos que estoy de volver a quererlas pero, igual, sentí nostalgia. Odio esas cosas.
No son problemas porque no tienen solución. Son residuos de penas viejas. Como ese pegote que queda aunque arranques la etiqueta.
Cuando pasan esos días, cuando al fin algo me mueve del eje, tengo epifanías también ridículas.
Tal vez mis pasos sean tontos, como un baile improvisado, mal armado. A veces me satirizo, soy bufona de mí misma y poco respetuosa.
Pero de una cosa estoy segura. Por más puesta que esté, yo no le toco el culo a nadie. Ya sé que tengo que volver a mi casa y no sabría cómo maquillar tanto cachetazo.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Picando marihuana 11 AM

Plaza.
Fumando con el perro negro.
Fumando un porro con el negro, el muchacho declara a su amigo: vieja, ya vacuné al perro. Pienso cómo será ser el perro de ese flaco. El flaco se queda en patas, tiene los pies lastimados. El perro duerme a sus pies. Es cachorro y tiene una collar amarillo, verde y rojo. Es feliz (y hermoso).
Arranca la segunda vuelta. Leo a Flaubert y miro de refilón. Me cuesta disimular las cosas.
¿Fumamos uno? Dicen. Cuelgo mirando al perro y telepáticamente le digo que es un bomboncito.
El perro se incorpora, huele, y vuelve a echarse. (Feliz y contento)
Yo leo ese libro con las páginas enormes y la letra chiquita. Psicológicamente desalentador.
Hay un chabón obsesionado con una flaca, con todo lo que ella usa. Miro mis zapatitos grises, llenos de tierra. Yo no le gustaría al protagonista.
Los flacos enfrente mío le dan otra vez al picachu y uno le dice al otro: - No es malo, pero es colgado.
Miro la hora. Se me hace tarde. Se me termina también el espacio en blanco de la tarjeta de un boliche de mierda donde anoté estas giladas.
Guardo en mi supermochila de cursadas de tiempo completo.
Me levanto y agarro para la calle.
Linda, ¿querés fumar? Me dice el descalzo.
Y para mí es un lunes de zapatitos grises. Quiero ser perro. Estaría toda la clase de latín escribiendo esto.
Pero en castellano.
De la cosa clásica, ni una palabra.

lisas

las sombras son tan lindas... son todo interior, unido.

sh

confiesa el que busca la absolución
busca el que sabe que la puede encontrar

otros si vendieran sus secretos
se harían ricos,
pobres.

domingo, 11 de septiembre de 2011

el mal de las flores

ya hasta mi nostalgia
pasó de moda

bailar hasta siempre
volver a casa
hasta nunca dormir

a cada rato sentir
que andás cerca
de alejarte y cortar
hasta la gravedad que me retiene.

2
3
4
canciones para que estés acá.
Te extraño en mis ropas más lindas. Extraño
ponerme
así
para
vos.

Ser buena
Ayer a la tarde hacía frío y yo quería que el asfalto esté caliente, que la gente se agolpara y que el aire oliera a caramelo hirviendo, a garrapiñadas. Tan dulce que la gente tuviera que sacar la lengua y por lo tanto no hablar nada más saborear el espacio ese pero había resaca, mucha sed, algunos bebían lamiendo el agua de la alcantarilla.

jueves, 8 de septiembre de 2011

cuál es el punto

Yo seré maldita y quemaré con el cigarrillo
pero vos
dele con pasar tu dedo haciéndote el grave
alrededor de la llaga circular

"no
yo no toco la herida

menos que menos la hago
pero te aviso
que estás quemada"

¡ no me digas !
¿ Y me duele ?

YA te doy un nobel.
Soñé que hacía una fiesta y que cuando vos llegabas la música era otra y yo buscaba un escenario de donde saliera el ruido pero aunque yo bailaba venía un gigante a decir: flaca, estamos cerrando. ¿Por qué, si esta es mi casa? Y miraba el cablerío, las sillas dadas vuelta arriba de las mesas. Mi cuarto estaba igual de desarmado. Todos los cajones tirados por el piso. Una amiga de la primaria se había avergonzado de todo mi descuido y yo la careteaba.
Todos estaban borrachos menos vos que seguías tomando tu chocolatada y yo me iba a dormir, les avisaba, chicos, voy a dormir. Vos me hablabas por primera vez en la noche y me decías: ¿me estás jodiendo, Jorgi?
Sí.
Copada joda.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Me parece que todos hablamos mucho, somos una orquesta y nos estamos peleando por ver quién sostiene la batuta.
Suena horrible y escupimos mucho aunque nos toque el triangulito.

♥ - ♥

ahora correspondería decir
la podrida está manzana

a vos, que te encanta decir
lo que corresponde

y hacerme dormir con el resto
en un cajón de madera blanda

yo que pretendía ser para vos
la eterna manzanita brillante
o mejor, ser la Heidy que te pone
ahí, maestro
sobre el escritorio.

pasoenfalso

Es como si la que yo soy cuando me abrazás se hubiera ido
se hubiera escabullido entre tus brazos y hubiera salido corriendo.
Y aunque otros crean que mañana puede despertarse y volver a brindarse
ahora estoy ajena y borré, arrastrando los pies, el camino que venía haciendo.

domingo, 4 de septiembre de 2011

sangre

Abrazarte tanto
tan cerca tan fuerte
hasta que te imagines
cómo te miran
mis ojos.

te muerdo los hombros
los odio
porque son mi escondite

mis caricias apenas
las de las pestañas.
escribís las pizarras blancas con fibrón indeleble, mirá cómo estás manchando, indecoroso insolente
después de tus letras t o d o s v a n a e s c r i b i r s o b r e v o s, encima tuyo.
y nadie va a entender nada


el adiós a los adjetivos

verbo
verbo
verbo

conjugados

todos en imperativo




A los monos y a las monas les sacan el fuego y les congelan la sala. Apagan las luces y cierran las puertas, ponen el volumen al mango y a cada uno le dan un vaso. Los monos se ponen locos pero no pueden siquiera prender un pucho y entonces buscan remedio en los rincones. Los monos...
Los monos se aprietan algunos otros se aislan despacio y colectivamente se arma un humo de las mentes combustionando y entra uno de contrabando con una caja de fósforos, entonces explota todo y los monos calientes encendidos asados dicen: qué joda la de las navajas, no somos peligro si no nos encierran en un antro rojo, tan difícil era dejarnos ser afuera en la selva; las monas así muy felices porque andan en tetas, los monos la bajan y en eso razonan, la cosa empeora porque evolucionan.

nominativo

quiero el anonimato y no ser referencia y casi casi vivir en la costante amnesia, mañana no acordarme de vos ni de tu puto mundo, mañana conocerte por el placer de comerme el mismo escalón de tu casa y no hacerme la boluda de no saber quiénes somos, que aunque siempre siento que estás siendo alguien nuevo no puedo evitar sentir que ya hice triviales mis pasos y que me pongo vieja y cada día más chota.

viernes, 2 de septiembre de 2011

122345349348

Qué se yo
ya perdí el ritmo y la cuenta de los días
que faltan para dejar de pensar en los días que faltan

pensar en los días que vienen nunca me deja dormir y
todo esto es una mierda porque
ni ritmo ni sueño
ni ritmo, ya no me mueve nada
ni sueño, pero no es porque vos estés despierto conmigo
es porque te extraño y me electrifico
analfabeta por no encontrarte
siquiera poder escribirte
estoy como estacionada
en una ansiedad
elástica.

vos sos el punto
el centro del círculo
del reloj
desde donde parten las agujas como flechas
para todas partes
mintiéndome la hora.